miércoles, 15 de noviembre de 2006

Los atracadores dejaron fuera de la oficina bancaria de Gijón un explosivo simulado con una lata y una luz intermitente


El director del Centro de Empresas de Asturias y León de Banesto aseguró hoy que los atracadores de la oficina de la calle Corrida de Gijón dejaron en el exterior un explosivo simulado.

GIJÓN - El director del Centro de Empresas de Asturias y León de Banesto, Luis Miguel Campomanes, aseguró hoy en declaraciones a los medios de comunicación que los atracadores de la oficina de la calle Corrida de Gijón dejaron en el exterior un explosivo simulado. Por ese motivo, agentes del Tedax se desplazaron hasta el lugar. El explosivo simulado consistía en una lata, posiblemente de refresco, con una anilla y una luz intermitente, según explicaron fuentes próximas a la investigación.

Campomanes eludió dar cifras sobre el botín que se llevaron los dos atracadores, al estar aún pendientes de las investigaciones. Aseguró, no obstante, que se trata de una cantidad "modesta" al llevarse solo lo que se encontraba en el "bunker de caja". "Hasta que se realice el arqueo no podremos dar cifras", dijo el directivo de Banesto. Fuentes próximas a la investigaciones aseguraron, no obstante, que la cantidad sustraída oscila entre los 10.000 y los 13.000 euros.

El responsable de Banesto evitó también dar datos sobre cómo discurrieron los hechos. Aseguró, simplemente que "todo ocurrió muy rápido y sin que sufriesen ningún tipo de daño personal".

Los dos atracadores entraron al banco a primera hora de la mañana con dos pistolas y a cara descubierta. Campomanes dijo desconocer si las armas podían ser de fogueo. Los dos atracadores no despertaron ninguna sospecha entre los clientes y los empleados del banco. En el interior de la oficina se encontraban el director, dos empleados y alrededor de una decena de clientes.

Aunque el atraco fue perpetrado por dos varones, se sospecha que podía haber algún cómplice vigilando en el exterior de la oficina, según informaron fuentes cercanas a la investigación a Europa Press.

Este es el segundo atraco que se produce en un banco en Asturias en la última semana. El pasado miércoles un hombre armado con un cuchillo atracó una sucursal del banco Popular en la localidad asturiana de Pola de Lena. El atracador se llevó 1.200 euros.

1 comentario:

bbneko dijo...

fue simpatico cuando nos lo contaba mi madre, asi resulta bastante más serio. Es increible que pasen estas cosas en sitios tan tranquilos.